Target tones o aproximación cromática

El concepto de target tones (notas objetivo) o notas de aproximación cromática, parte de la idea de enriquecer el tránsito desde una nota hacia otra (objetivo), las que veremos como notas principales, intercalando notas secundarias que podrán ser diatónicas o no (cromáticas).
Como ya vimos las notas principales serán aquellas de larga duración, las que caigan en los tiempos fuertes del compás o las que hagan un salto mayor al de grado conjunto. El resto serán las secundarias.
De esta manera partiendo de una estructura de referencia, arpegio, escala o frase, rodearemos la nota a la que queremos llegar con notas de paso que estarán por debajo y/o por encima. Un concepto igual a la línea que sigue un bajo en lo que se conoce como walking bass.
Es decir que partiremos de una idea original que enriqueceremos con el agregado de notas de paso.
jazz
Lograremos con esto:
– Incorporar notas no armónicas (tensiones no disponibles) y/o cromáticas dentro de una frase.
– Desarrollar frases más extensas, a partir de una idea simple, sobre todo cuando buscamos una mayor cantidad de notas y por lo tanto mayor velocidad.
Cuando utilizamos la idea de target tones con notas de larga duración o con un tempo lento, habrá que tener presente que las notas cromáticas o las tensiones no disponibles pueden generar disonancias muy duras en algunos momentos, por lo que habrá que considerar que no caigan en tiempos fuertes, como en el ejemplo anterior.
Por el contrario en frases rápidas con figuras de corta duración nos podremos mover con mayor libertad, siempre que la nota objetivo sea una nota armónica (nota del arpegio o tensión disponible).
Aplicaremos el uso de target tones en melodías simples, escalas y arpegios, y plantearemos una serie de ejercicios con la finalidad de mecanizar su uso hasta que lo incorporemos como otra manera de tocar arpegios y escalas.
Para ir familiarizándonos con el uso de este recurso será muy útil detenernos en las diferentes combinaciones para llegar de una nota a otra dependiendo de la distancia que las separa.

Ejercicio TT Intervalos

– Busca diferentes saltos en intervalos que puedan aparecer en una escala o arpegio (b2, 2, b3 y 3) y encuentra diferentes caminos para llegar de una nota a otra (diatónicos o no diatónicos), practicando cada uno de ellos en forma individual.

Según la escala utilizada, observa dónde caen las tensiones no disponibles o cromatismos (tiempos fuertes o débiles) para frases con notas de larga duración.
clases de guitarra online

Ejercicio TT Escalas

– Buscaremos una escala en la que tengamos muy clara su digitación y la tocaremos en negras.

– Incorporaremos notas de paso ascendentes y/o descendentes entre cada grado con las mismas figuras.

– Primero 1 nota (corcheas).

– Luego 2 notas (tresillos).

– Por último 3 notas (semicorcheas).

– Repítelo con diferentes digitaciones de la misma escala.

– Combina diferentes patrones rítmicos para que las frases no suenen a ejercicio.

– Repítelo en otras escalas.

Escuchar Pista >

Arpegios

Con el mismo criterio tomaremos como notas objetivo las notas de un arpegio y las conectaremos con notas de paso.
clases de guitarra online

Con el mismo criterio tomaremos como notas objetivo las notas de un arpegio y las conectaremos con notas de paso.

Ejercicio TT Arpegios

– Buscaremos un arpegio y lo tocaremos en negras.

– Incorporaremos notas de paso ascendentes y/o descendentes entre cada grado con las mismas figuras.

– Primero 1 nota (corcheas).

– Luego 2 notas (tresillos).

– Por último 3 notas (semicorcheas).

– Repítelo comenzando en diferentes notas del arpegio.

– Busca combinar diferentes patrones rítmicos para que las frases no suenen a ejercicio.

– Aplícalo sobre las diferentes formas que hemos visto de tocar los arpegios: extensiones por terceras, sustitutos, etc.

– Repítelo en otros arpegios.

Escuchar Pista

clases de guitarra online

Muchas veces el uso de un arpegio nos resulta limitado a la hora de desarrollar una frase a gran velocidad, ya que necesitamos una gran cantidad de notas.

Con este recurso las 4 notas de un arpegio las podremos extender hasta 16, las que se multiplicarán aún más si sumamos otros recursos que hemos visto en el uso y la combinación de los arpegios.

Practica esto en forma periódica sobre los arpegios y escalas que conozcas hasta que el uso de este recurso se haga natural.

El siguiente paso será buscar su musicalidad desarrollando un uso más creativo combinando distintas formas de aplicarlo en una misma frase, sobre todo si queremos ir incrementando su tensión: notas diatónicas y no diatónicas, ascendentes y descendentes, figuras de diferente duración y sus combinaciones; saltos de notas, etc.).

Este post es parte de mi ebook

Cómo improvisar en música moderna, Herramientas para el Desarrollo de Frases y Solos
disponible en

amazon, iTunes y Googleplay

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *