¿Consevatorio, profe particular o autodidacta?

Cuando empecé a estudiar música, a principio de los ´80, no había tantas opciones como ahora. Los conservatorios sólo enseñaban música clásica, los músicos “modernos” no tenían formación académica y la información escaseaba (no existía internet).

De tanto en tanto podía hacerme con una copia de una copia de un libro que alguien había traído de USA. Impensable para hoy!!! Esto me hizo perder mucho tiempo y dinero. Por suerte las cosas han cambiado, pero como en muchos casos, hay tantas opciones que resulta complicado hacer una buena elección.

De las opciones que planteo en el título, me ha tocado estar en las tres de ambos lados (profe o alumno) por lo que me permito dar algunas opiniones al respecto que quizás te ayuden a elegir.

El mayor problema cuando uno no sabe es que no sabe lo que no sabe, es decir sabemos dónde queremos llegar pero desconocemos cual es el camino y cuáles son las cosas importantes que debemos aprender, cuales podemos descartar y como estudiarlas.

Cuanto más aprendemos vemos que más nos falta aprender y lo más probable es que en ese camino nuestros objetivos vayan cambiando, inclusive puede cambiar el estilo musical que nos atrae y lo que esperamos de la música. Entonces ¿con qué criterio podemos elegir a nuestros maestros?

Una cuestión fundamental es la confianza que nos genere un profesor o escuela, ya sea por recomendación o por la experiencia a través de algunas clases, confiar en que nos están llevando por buen camino es fundamental.

Lo mejor es llegar a un punto medio entre una actitud completamente pasiva y una postura prepotente, creyendo que tenemos suficiente conocimiento para ponernos por encima del profesor, decidiendo lo que nos hace falta o no aprender. Esto último me ha pasado muchas veces, y luego de un tiempo tuve que aceptar que era necesario estudiar aquello que en su momento me generó resistencia.

ESCUELAS Y CONSERVATORIOS

Hoy en día proliferan muchas escuelas y conservatorios de todo tipo y tamaño, generalmente los mejores son caros o están en el extranjero. Hay mucho afán de lucro en algunos de ellos, cobrando caro a los alumnos y pagando poco a los profesores.

Se montan algunas master class con músicos de cierto renombre para atraer gente, pero ten en cuenta que esos no serán tus profesores. Las asignaturas se dividen en varias etapas semestrales o trimestrales y terminas aprendiendo en un año lo que podrías haber hecho en medio.

Abundan los alumnos iniciados porque los que alcanzan cierto nivel emigran a lugares mejores. Las clases de combo generalmente no están bien montadas por falta de alumnos del mismo nivel y terminas tocando con gente que no te aporta mucho a tu crecimiento como músico. Inclusive algunos profesores rivalizan con los alumnos más destacados o no les brindan toda la información que tienen.

Tendrás que tener en cuenta que es lo que estás buscando y pedir referencias conversando con los alumnos que veas más avanzados.Como ya dije hay escuelas que si valen la pena pero hay que reconocerlas. La exigencia para ingresar, el nivel de las evaluaciones y de los alumnos en general es una señal.

PROFESORES PARTICULARES

Muchos músicos dan clases como un medio de subsistencia pero no tienen vocación de enseñanza o un método efectivo. Algunos inclusive apenas van una o dos clases por delante de ti.

No siempre los buenos músicos o los conocidos son buenos profesores, es sólo una referencia más.

Aquí también tendrás que hacer un trabajo previo para seleccionar el profesor que te conviene.

Las primeras preguntas que suelo escuchar de los alumnos nuevos que me llaman son ¿dónde queda? y ¿cuánto cuesta?

Es verdad que no sobra el tiempo ni el dinero, pero no son las razones más importantes a la hora de elegir un profesor.

¿Qué método utiliza?, ¿qué formación tiene? Tomar alguna/s clases de prueba, tener una charla previa para explicarle lo que quieres aprender y preguntarle cómo puede ayudarte, serían algunos de los caminos para evaluar las clases.

Si luego de esto ves que tu presupuesto no es suficiente, podrás ofrecer lo que tú puedes pagar y ver cuál es su respuesta. Alguien con vocación de enseñanza aceptará a un alumno con ganas de aprender aunque tenga que cobrarle un poco menos.

AUTODIDACTA

Existe mucha información dando vueltas por allí, videos, libros, etc. Estudiar en forma autodidacta requiere mucha disciplina y tener claro como auto gestionarte un método, seleccionando los temas y el orden en que los vas a estudiar.

Lo mismo para crearte una rutina de estudio que te sea fructífera o hacerte auto evaluaciones que no sean engañosas. No es para cualquiera, puedes probarlo un tiempo y ver qué resultado te da o mezclarlo con algunas clases que te sirvan de orientación.

CONSIDERACIONES

Si tienes un interés real por la música no entres en pánico al escuchar las palabras “armonía” o “solfeo” son parte fundamental del lenguaje.

A nadie se le ocurriría aprender un idioma sin entender la relación que hay entre las palabras, las conjugaciones o la pronunciación, pretendiendo aprenderse las frases más usuales de memoria y nada más.

De la misma manera comprender la relación entre las notas o los acordes, el origen de las escalas, etc. no sólo te hará crecer musicalmente también te ayudará a memorizar a través del entendimiento. Es decir la memoria como resultado y no como un fin en sí mismo.

Siguiendo con la analogía del idioma, así como viajar a Inglaterra te ayudará a perfeccionar el inglés y medir tu capacidad, juntarte con otros músicos de todos los niveles y tocar con ellos, es fundamental para crecer y conocer tus capacidades. A veces te sentirás el mejor y a veces el peor. Es parte del juego.

La escuela de guitarra “moderna” aún no es tan efectiva como la clásica, que le lleva muchas décadas de ventaja, de hecho varios fundamentos técnicos se contradicen, por eso es bueno tomar algunas clases de técnica con profesores clásicos para mejorar posiciones y movilidad.

El camino de la música es tan fascinante como complejo, espero que estas experiencias te aporten algo positivo.

Saludos.

6 comentarios
  1. Richard Fernandez Dice:

    Muchas Gracias!! Excelente enfoque para tomar decisión sobre donde aprender. Soy autodidacta. Veré donde estudio para mejorar mi técnica.

    Responder
  2. Alejandro Dice:

    Gracias por el aporte, yo me he iniciado con 27 años en la música con la guitarra eléctrica (sobre todo) y el piano. Para la primera combino clases particulares con estudios por mi cuenta, mientras que con el piano lo hago todo de forma autodidacta.

    Responder
  3. Johanna Dice:

    Llegué a este sitio porque estoy por tomar la decisión de ser autodidacta. Estudié algunos años en conservatorio. Avance hasta el 4to año de teoría y solfeo. Pero al transcurrir los años me he apasionado por la música popular y hasta ahora no he estado satisfecha en el aprendizaje buscado. Una en una academia y otra por profesor particular. Tendrás algún indice de temas que pueda guiarme en mi ruta autodidacta? Muchas gracias! Ah por cierto, mi instrumento es el piano.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 5 =